la inspiración, la cima

“la inspiración, la cima”

otra vez la inspiración, la cima

otra vez el descuido es el refugio es el descuido la lluvia mojante sobre el pecho rasante de la golondrina-abrazando-piranhas (sí, pirañas) (la golondrina) (abraza piranhas, pero es buena, no las lastima) que es lluvia y descuido y que no importa

(nunca importa)

que es la vida que continúa que devuelve que inspira otra vez la música

(siempre – la música)

quesel cansancio de la tristeza – ques historia despierta – ques naturaleza

(otra vez la cima)

eterna y desvelada ruleta terca a veces fiera y obtusa y negra y a su regreso el aleteo descalzo que me acaricia la espalda explotada de escalofríos (posibilidades amaneciendo) que llegan volando

electricidad vicaria para mi carne crujiente

(otra vez la inspiración)

renovando mi sentir como renueva la piel la serpiente

(otra vez el amor sin nombre)

y mi par de ojos pardos conformándose con vivir sobrealimentados

obesos

de hambre

otra vez

Yo

mi propia sombra

mi propio padre

una vez lloré

una vez lloré”

una vez lloré

cuando era grande

acurrucados mis anhelos

blandos

en el regazo

blanco

de una mujer abierta

que chorreaba distraída toda la avena tibia de sus manos

mientras estaba en otro lado

y yo

todo

envuelto en tango

llorando

esa única lágrima

pasada de magia

regresante y conocedora

henchida del inquieto aroma a bizcochuelo casi listo las ganas correteando sin pordóndes ni paraqués, en un aquíyahora (ahoramismo)

nacida en mi mirada, hundida en mi sentir

lágrima única

y abrasadora

exhumando hasta el último detalle húmedo de un futuro perfecto y terco

pero que llegó tarde o nunca fue

pero que es sólo para mí

un futuro sin avena sin lágrimas

un futuro sin ti

mucho

“mucho”

viviste mucho

tal vez por eso seas tan insignificantemente ancho y molesto

(para vos mismo) (obvio)

y no es tanto lo mucho

sino lo despierto

(y lo molesto)

viviste mucho

y cuando hay tanto, no hay adentro que aguante

ni que aguante tampoco ningún lecho

ni un mísero y ajado pecho

que sostener pudiera ni con todas las fuerzas del universo tanta alevosía descompaginada tanta rareza enllamarada fluyendo a escondidas en la mirada tanta amargura y tantas despedidas (tibias, calientes y frías) y tanta filosofía meada pero sobre todo la amargura y las despedidas pero sobre todo la alegría vicaria queriendo no ser melancolía queriendo serabrazadaperodisfrazadade n a d a (peroMALdisfrazada) (obvio) y arrinconada en la mirada que apenas si se nutre del espejo pero que a fuerza de sabrosos moretones y caricias traicionadas no sobrevive en ninguna otra superficie ya por demás acristalada (comobienpodríaserladesuhombroensabanadodealma) en mi cama ninguna mirada que dure ni ninguna mañana que permanezca cerrada a la memoria ni al inicio implacable de la semana

mal dis fra za da de na da

viviste mucho

como si nada

y en la nada aprendiste que no se baja a ningún lado, que no se regresa y que siempre será de mañana

que las ideas son piedras, fuego, nubes, son de viento, de arena, de pasto (de las cabras), de agua helada, que todo es dable de ser pisoteado y que después siempre hay flores y cachorritos

pero a veces son venenosas o tienen tres ojos

pero después siempre hay flores y cachorritos y sábanas envolviendo ansias apasionadas

una rueda de témpera multicolor entreverándolo todo en su ciclo infinito como queriendo remediarlo para que sea distinto

y cada quien su pincelito y su contento y su cachorrito

y vos todos los grises

viviste mucho y de eso no se vuelve

mucho

y cuando hay tanto, no hay adentro que aguante

sólo el universo…

sólo tus ojos atentos…

sólo tu pecho con su cachorrito dentro

másquedespierto:

siempre

triste

siempre

contento.

circulito

“circulito”

sep, lo entiendo todito, de principio a fin, lo del circulito…

el tema es que a veces nunca jamás se entra, vio?

se ve, se alcanza a pispear de ajuera pero no se entra,

se le entiende, vio?, o se le cree que se le entiende,

como cuando creo que me quiere,

pero no se-te-le cae la ficha ni en figurita…

y es lo más fácil (y aburrido) del mundo,

pero pasa desapercibido como silbido en la tormenta.

sep, lo del circulito, vio?

(más aburrido que chupar clavo…)

y tan bonito!

nada…

…eso!

, pa’qué hablar?!

de eso se trata lo del circulito (nada importa)

y todo tan bonito,

lo del circulito.

de principio a fin,

como una figurita de una puerta volando en la tormenta,

y todos corren,

y nadie despierta.