tanguera

Buscaba el cenicero.No.Qué cenicero?!Buscaba algún encendedor, fósforo, lo que sea, para encender la hornalla…Nada…

“Marcela, un encendedor?”

Su cuerpo asoma grácil, delicioso, expectante; pasan, junto a Él, ella, y un océano dulce de sensualidad y benjuí.Él comienza a sudar: la imposibilidad de saltar sobre ella, cubrir los centímetros infinitos que los separan de una vez por todas, y confesarle que esperar se le hace insoportable…

Ella hace.Él, la deja hacer.Mientras, le devora hasta el más ínfimo atisbo de humanidad que se desprende de ella.Ella prepara el mate dándole la espalda, y Él se la recibe con obediencia y pasión indecibles.El sol entra por la puerta de tejido que da al patio, mil millas más allá.Dos siluetas en el suelo, mucho más cercanas que en la realidad, mantienen una conversación inocente.En verdad, ella le está hablando.Él no puede desviar los ojos de su cintura, su cuello, sus hombros.Sencillamente, no puede.

“Diego?”

“Eh?Sí, por supuesto…”

Va en busca del tocadiscos.Ella le pidió Rock Nacional.

Revisando sus discos encuentra un viejo compacto de Piazzolla.Encrucijada atormentadora: Tango, o Marcela?Él, o ella?Pregunta humana al fin y al cabo:Él ya sabe que en lo más profundo de su ser ya conoce la respuesta… y no hace más que responderla, pone:“Tanguera”.

Los ojos se le cierran.Él ya no se halla en casa de Marcela.Ni en Mendoza.Ni en el Planeta Tierra…Planea con su cabeza primero.Hombros.Torso ondulante.Manos como bailarines desvergonzados y virtuosos que rompen el aire y la cotidianeidad de la siesta, y… …se retraen casi, al contacto de otros dedos –mil veces más delicados–, los aferran, juntos, asumen la postura y el orgasmo incontenible da inicio a la danza, esta vez, en compañía.Él no abre los ojos todavía.Él es feliz.Ella baila tango como ninguna… como Malena…, Él siente su espalda tan frágil, tan segura, al contacto de sus dedos, esperando sus marcas.Ella no puede estar ahí.Ella no puede estar bailando tango allí, con Él…

Todavía con los ojos cerrados, imagina la cintura que lo hipnotizó minutos antes en la cocina, imagina que la pava debe estar hirviendo, imagina que ella imagina que la pava debe estar hirviendo… imagina que tal vez a ella no le importa… Abre los ojos, que se llenan de día como nunca antes, y le entrega el mejor de sus besos.

Siete días y siete noches más tarde, con los ojos nuevamente cerrados, comienza a extrañar sus labios aun antes de haberse separado de ellos.No quiere hacerlo.Dejar de besarla?Nunca!La ama… la ama… sólo a ella…Quiere transmitirle todos sus sentimientos , pensamientos, sufrimientos, en aquel beso pues palabras no recuerda, si de hablar se trata.No puede con ella, se lo dijo desnudo, y ella armada con su sonrisa brillante; imposible, que desnuda y abriga, que es maliciosa y la más dulce…, imposible…

Finalmente, el fin.Sus labios ya no están… cuentan por detrás “que veinte años no es nada…” y que “un doble recuerdo”… y ya sin su tibieza, sin su boca, Él, abre los ojos, ella lo está mirando.

A siete kilómetros de allí, un caballero hornero exhibe su humilde construcción a la dama, quien la prueba por dentro y por fuera, la mira por aquí y por allí, buscando la menor imperfección que le haga cambiar de parecer.La encuentra.Le dirige una cruel, implacable mirada de desaprobación, y se aleja en un vuelo definitivo.Él queda mirándola con una lágrima al brotar, y un escalofrío recorre su espina.

“Pensé que nunca lo harías…” – Ella.

Cae.La lágrima, cae.Un abrazo y un salado beso que acaso jamás llegarían.Como una flor de algodón, ella se zafa del abrazo de Él sin quitarle la mirada por un segundo; toma su mano, que todavía tiene ganas, y sin saber quién lleva a quién, llegan a su habitación, su santuario

En penumbras, desnudos en cuerpo y alma, se aman como se aman las parejas de todos los sexos y religiones, de todas las ideologías y razas…Se aman, como yo la hubiese amado… si me hubiese animado.

Anuncios

Un comentario en “tanguera

  1. >FICCIONES? AMORES? VERDADES? REALIDADES? CUENTOS? NO IMPORTA TODO TODO ES REAL, FICTICIO, AMADO, VERDADERO… NOSOTROS, SÓLO NOSOTROS ESCRIBIMOS NUESTROS PROPIOS CUENTOS.TE QUIERO MUCHO, MÁS AHORA QUE ESTAS DESNUDO ANTE EL MUNDO, SIENDO TOTALMENTE LIBRE Y MUY ESCLAVO DE TUS PASIONES, NO PENSÉ QUE ALGUNA VEZ TE ANIMARÍAS, PERO AUNQUE MUY PREDECIBLE A VECES NUNCA DEJAS DE SORPRENDERME.GRACIAS!!!TU AMIGA, LA DE SIEMPRE… CREO QUE NO NECESITO FIRMAR ¿O SÍ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s