anti-fuego

Hilos de hielo comprimen mi futuro en una red cada vez más apretada: son las otras posibilidades, las ignoradas, las que pudieron ser, pero que murieron antes de ser comprendidas, abrazadas…

A veces, recordar es como entrar al cubil cálido y calmo de mil pirañas voladoras que persiguen incansables mis neuronas, mi sangre, mis ganas…

Cada piraña, cada hilo de hielo, me acompañará hasta el último de mis días, torturándome, o recordándome que pude haber sido otro, que es lo mismo…

Pero es justo.

Justo lo que merezco.

Justo lo que necesito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s