niño con alas

Transparente, pecho de niño, persiste el aleteo irrespetuoso de mis manos, brutas como esponjas, que se internan, incautas y animales (y brutas como esponjas), en la espesura encendida de la vida;

mariposeando en el aire, manoseando como locas cada objeto de luz;

sin miedo a aclimatarse ante el primer goce, la primera voluta de realidad…

 

Y fuego.

 

Todo el fuego del mundo,

…en mi pecho celeste de niño con alas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s