nunca es ninguno

el latiguillo irresponsable que vomito a cada instante no cuesta
deprime
pues nunca es ninguno.

ningún olor tiene nombre,
su secreto es él mismo,
su color, su textura, su morada dentro de nuestro pecho aprendiz.

el número amenaza,
la letra mata y salva
(cristal de vital importancia, enjaulado en una caja de aire sin ojos…)
la música…
ah!, la música…
no existe, por suerte.

y, sin embargo, cada puesta de sol desconoce el nunca
aunque muere
y ése es su secreto:
la eternidad jabonosa del instante!
displicencia lúdica jugando a ser disfraz
jugando a ser recipiente y substancia a la vez
jugando a ser.

ignorado tigre de ébano,
el universo tiene un solo nombre:
NINGUNO
y sin embargo
nunca es ninguno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s