embarcaciones

queensland_epave

casi sin querer, conversa con calma la canoa en la madrugada del agua, casi sin querer, otea avejentada el no-lugar del ocio con su follaje dadivoso…

encandila el afilado cromo chorreante, única presencia palpable en este yate que hace llorar su sal al mar cada vez que le arranca un tiburón: espejismo, flagelo crocante de ostentosidad sin techo…

regalado a la velocidad, surca la sonrisa del mediodía el fino ojo del kajak: bólido hecho instante hecho coraje que atraviesa los embates hostiles pero sabios de los rápidos como si fueran pasteles…

nadie escucha la lágrima reprimida del antaño ilustre velero que enseñaba sus trucos al viento y que ahora yace de lado, junto a sus esperanzas muertas y un puñado de arena seca, sin recordar el olor del agua, ni el abrazo orgulloso de las tempestades en su velamen…

último orejón de tarro, se acerca al mundo la barcaza de carga, padre bueno y paciente, sin babor ni estribor, que sólo se contenta con una sonrisa, no descansar, y unas manchas de grasa en el puente…

balsas francas, botecitos redondos sin ventanas, chalupas de paja amable o de fibra artificial, transatlánticos o salvavidas de bolsillo, todos nosotros somos embarcaciones:

todos nosotros, ¡submarinos en el fuego de los días!

Anuncios

Un comentario en “embarcaciones

  1. Les dedico, con algo de tardanza, este pedacito mojado de alma a mis amigos escritores… (no sólo a mis amigos que son escritores, sino a todos aquellos que, por ser escritores, ya son mis amigos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s