calma chicha

Aún no olvido cómo dar vueltas de página al libro de la vida…

Y ese lunar…

Cintura acaramelada acompañando el témpano de mis desesperanzas cada noche…

Y ese lunar en tu pómulo…

Ducha fresca sobre el cuerpo cansado, cicatrices acechando desde el pasado…

Y ese lunar en tu pómulo izquierdo…

La celosía de tu risa que me desentierra, la sana calma chicha de aquellas siestas de infancia chajariense…

Y ese lunar frágil en tu pómulo izquierdo…

Una fuerza arrebata mi cuerpo y lo arroja lejos de la rutina, muy lejos de la rutina…

Y ese lunar frágil y nuevo en tu pómulo izquierdo…

Me yergo, sacudo la gramilla de mi camisa blanca, y emprendo el viaje otra vez…

Y ese lunar frágil y nuevo en tu pómulo izquierdo, invitándome…

 

…hacia ese lunar frágil y nuevo en tu pómulo izquierdo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s