“asta a la vista, baby”

Sangre.

Mi elixir,

confabulación de las sensaciones,

disfrutar de un camino alternativo al que me arroja el destino.

Sangre.

Todo demasiado ahí. Todo demasiado en mí.

Todo

y sólo

yo.

 

Sangre.

Lo que ingresa en mi pecho ya no es aire,

no necesito oxígeno:

existir de caminante que en su travesía hojea el libro de los anhelos ajenos,

adscribiendo o rechazando,

empujando…

Siempre caminando,

y haciéndome ver qué soy.

O acumulando

montañas en la mirada.

La diferencia con otros tiempos es la armonía del azar que hoy es viento

y un tímido reconocimiento de rinoceronte contento

que (no) sabe aikido

pero hace unos ukemis bárbaros.

Anuncios

2 comentarios en ““asta a la vista, baby”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s