leeme

 

leeme

leeme, sin prisa, sin sospecha, leeme estos mis ojos que tanto admiran tu rara belleza, la augusta delicia de tu cara…

¡basta!

despejá -ya- tus ojos de esos vanos ecos de los días mundanos y dales azules, caobas y arrecifes de miel, dales bruma: alimenta la luz inmensa de la que emanan y necesitan,

¡no con espuma!

leeme como me soy en estos mis ojos de tinta que te moran y conquistan,

leeme sin saber leer, leeme en penumbras, tren sin vías, árbol en el aire:

vida, utopía, continente cubierto con tus ojos de ave,

corazón,

leeme como nadie, leeme despacio y atenta…

o aunque sea con furia de amante engañada,

con desprecio y rencor impotente de amante engañada,

con lágrimas en los ojos y una débil sonrisa blanca

 

pero leeme…

como ninguna.

 

 

 

 

 

 

d

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s