prestame

prestame

pensar un concepto es pedir prestado un bulto rojo imposible de cargar al tiempo. pensar una mujer es pedir prestado el aliento al viento, es armarse en vano, es amar.

sentir el viento sin tiempo es besar una mujer sin cuerpo con el pensamiento, es llorar por un bulto vano que se ha pedido prestado.

pensarse, sentirse, llorarse uno mismo es pedirse prestado a la mujer del tiempo, es volar sin cuerpo, es beber del momento sin aliento.

beber del pensamiento es imposible, a menos que se tenga un mujer, y tiempo, a menos que se descarte el cuerpo y se desprecie el alimento (¡menos el que nombra “viento” y “pensamiento”, en cualquier esquina, en cualquier momento!)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s