ENSAYO

Hola! Gracias por tu visita. Aquí te presento mi primer libro editado, el ensayo: «El Rol del Autor en la Sociedad Actual»

La segunda edición en papel no saldrá hasta mediados de 2020.

Mientras tanto podés recibir la versión digital (PDF/ePub) en tu casilla de correo electrónico por apenas U$S 3,99 (dólares estadounidenses), que podés hacerme llegar desde cualquier lugar del mundo vía PayPal a través del siguiente enlace: https://www.paypal.me/diegommf o por medio de transferencia bancaria en pesos ($250), si residís en Argentina. (…Si hay algún problema con el link, o por cualquier otra consulta, enviame un mensaje por Whatsapp o Telegram al +5493544659093 y lo solucionaremos. Gracias!)

Contratapa del editor:

“Pensar en ‘El Rol del Autor en la Sociedad Actual’ es pensarnos a nosotros mismos en relación a la lucha con el entorno que nos rodea, el mismo que nos alienta a hablar y a callar, a discutir y a ignorar, a querer ser para seguir evolucionando, individual y colectivamente hablando.

Desde ahí que el autor se pregunta: ‘¿Tiene el autor un rol o una misión?; Misión no puede ser’ –predice– ‘ya que no hay ningún mandato o razón superior que nos obligue a crear.

Podríamos pensar la situación como la diferencia que hay entre un puente corto y el tronco de un árbol: El puente tiene una función inherente a su construcción, qué es la de posibilitar el traslado de uno a otro lado del mismo, sea a través de un curso de agua, de un precipicio, o de lo que sea que atraviese. Ésa es su misión. Mientras que un tronco puede utilizarse para cualquiera de esos menesteres (siempre y cuando el largo y la resistencia del mismo lo posibiliten, claro), y en ese momento estará cumpliendo un rol, un papel circunstancial: servir de puente, pero su misión era la de proporcionar sostén y transportar nutrientes desde el suelo hasta la copa del árbol del que era parte, antes de ser utilizado como puente.’

Este fascinante ensayo de Maldini Freyre nos interpela, plantea y responde a la pregunta de por qué hacemos lo que hacemos o, en otras palabras, por qué y para quién creamos.

Una lectura obligatoria para los tiempos que corren, cuando no sabemos si la obra es arte, producto o vanidad.”

El editor

Y, aquí, un apartado explicativo extraído del libro:

«Propósito, ideología fundante y estructura del ensayo

El propósito del presente trabajo es identificar la función que cumplen los autores de obras dramáticas en nuestra sociedad actual. Para llevar a cabo esta empresa de manera satisfactoria, debemos cumplir ciertos requisitos ineludibles:

En primer lugar definir, de la forma más completa y menos ambigua posible, lo que entendemos por autor, así como los conceptos abstractos que utilizaremos a lo largo del ensayo y que, por su polisemia, pueden prestarse a confusión: hablamos de arte, creación, progreso o cultura. Por ello, incursionaremos en distintas definiciones. Estas digresiones favorecerán la comunicación y el intercambio de ideas: cuando el lector sepa a qué se refiere el texto podrá estar entonces en desacuerdo con el mismo, ya que el lector podrá estar de acuerdo con las acepciones escogidas por el autor, pero no con su uso, o viceversa.

Muchas de estas definiciones se encuentran en el capítulo «Algunas consideraciones previas» (ver en página 13), comenzando por la búsqueda de la naturaleza de lo artístico, en la que definiremos el quehacer artístico a partir de sus elementos constituyentes; pero también, como un plano distintivo del individuo-artista en comparación con otros planos del mismo individuo: individuo-miembro de familia, individuo-alumno, individuo-juez, etc.

En segundo lugar, es necesario introducir al lector en la cosmovisión que conduce todo el ensayo y que funda nuestra particular perspectiva del rol del autor. Este punto es crucial si lo que se busca es la sinceridad y la transparencia. Por ello, comenzaremos el ensayo encarando de lleno una dicotomía sobre la que pendula la inmensa mayoría de los estudios culturales, y que nos parece nociva: la dicotomía «posmodernismo vs. teleología».

Esta dicotomía dicta que el devenir de las sociedades asume dos posturas posibles: la postura teleológica en la que la historia se dirige por una senda determinada hacia un destino que sucederá indefectiblemente, es decir, la clásica idea de progreso (con mayúscula); y la postura posmoderna que, en su intento de escapar a toda visión moralista de la historia, defiende que todos los caminos son igualmente válidos, todas las razones son igualmente legítimas. Postura que no encontramos del todo errada, pero que, pensada a la ligera, nos lleva rápidamente al vale todo y al sálvese quien pueda. Tiene además una falencia crucial: si por alejarnos de la visión teleológica-destinista del devenir histórico y plantearnos el rol del autor como una función libre de valorizaciones, al aterrizar en la realidad, nos encontramos con su cara opuesta, que son todos los valores existentes y que interactúan entre sí, condicionando el devenir histórico.

Un ejemplo sería el valor actual y vigente en nuestra sociedad occidental de la renovación por la renovación misma. En nuestros días, lo que no cambia, lo que no se renueva, envejece y queda caduco con una prontitud exasperante; pero el reemplazo obligado neutraliza la novedad y entonces «todo cambia para que nada cambie».

Hecho que nos lleva a preguntarnos: ¿cómo lidiar, siendo autores, con estos valores intrínsecos de la cultura que caminamos?, y a su vez, ¿qué cultura estamos caminando? Ingresamos, entonces, de lleno a la descripción del contexto en el que se mueve el autor. Descripción que abordaremos en el capítulo «La problemática y su contexto» (ver en página 32).

Finalmente, luego de establecer un dominio conceptual y una parametrización del medio en el que navega el autor, nos toca encarar el objeto mismo de este ensayo: el rol del autor en la sociedad actual. Cosa que haremos en el capítulo: «El autor y su oficio» (ver en página 50), luego de definir al autor tanto por qué es lo que hace –a partir de haber definido su obra– como por cómo hace lo que hace –a partir de la relación del autor con su obra– y de hablar un poco de los gajes del oficio, en tanto circuitos, alternativas y demás.

Contestar a todas estas cuestiones es el fin del presente ensayo. Las mismas marcan, al mismo tiempo, su presentación y su conclusión. Por medio de ellas, intentaremos construir una «interpretación 4 válida» sobre la situación actual y el futuro de la producción autoral de nuestro país, desde una perspectiva bio-psico-social; pero también filosófica y práctica, aunque a primera vista se piense que hay una contradicción insalvable en ello.

Pero antes de continuar y satisfacer el primer requisito del que hablamos más arriba, es necesario que definamos algo más: el escenario sobre el cual se desarrolla –al menos– esta comedia, y es qué entendemos por obras dramáticas.»

Gracias, y no olvides darte una vuelta por los otros títulos de mi autoría!!

Diego.

Podés recibir la versión digital (PDF/ePub) en tu casilla de correo electrónico por apenas U$S 3,99 (dólares estadounidenses), que podés hacerme llegar desde cualquier lugar del mundo vía PayPal a través del siguiente enlace: https://www.paypal.me/diegommf o por medio de transferencia bancaria en pesos ($250), si residís en Argentina. (…Si hay algún problema con el link, o por cualquier otra consulta, enviame un mensaje por Whatsapp o Telegram al +5493544659093 y lo solucionaremos. Gracias!)