POEMARIO

Hola! Gracias por tu visita. Aquí te presento mi segundo libro editado, el poemario: “Líneas ígneas”

La segunda edición en papel no saldrá hasta mediados de 2020.

Mientras tanto, podés recibir la versión digital (PDF/ePub) en tu casilla de correo electrónico por apenas U$S 3,99 (dólares estadounidenses), que podés hacerme llegar desde cualquier lugar del mundo vía PayPal a través del siguiente enlace: https://www.paypal.me/diegommf o por medio de transferencia bancaria en pesos ($250), si residís en Argentina. (…Si hay algún problema con el link, o por cualquier otra consulta, enviame un mensaje por Whatsapp o Telegram al +5493544659093 y lo solucionaremos. Gracias!)

Segundo libro editado por el Autor

Prefacio por el Editor

«Hace algunos años, un joven Maldini Freyre tomó una mochila, dos botellas de cerveza, las llaves de su moto y partió rumbo al lago. Un leño. Era mediodía y no trabajaba, o sí, pero al ser dueño de su propio emprendimiento (una cervezería artesanal), podía manejar su agenda a su gusto. Otro leño. El camino al lago Salto Grande le era familiar. Diariamente llegaba hasta la playa en moto, casi siempre solo. Nadaba. Miraba el atardecer. Regresaba. Otro leño. A diferencia de otros emprendedores, en su cotidianeidad no había lugar para el futuro. No le interesaba. Su proyección era dirigida constantemente hacia el presente. No quería otra cosa que disfrutar el Aquí y el Ahora. No hace falta aclarar que en semejante proyecto tampoco tiene cabida el pasado. Y si bien el futuro, al igual que todo lo sólido, suele desvanecerse en el aire, el pasado, por el contrario, tiene su propio peso. Pero es un peso relativo. Otro leño. El academicismo y el orgullo que otrora le habría propiciado el haber pertenecido a diferentes Universidades, a las Casas Superiores, a los Altos Estudios, le parecía ahora vomitivo y onanista. En ello pensaba la noche en que se acordó de sus escritos. De TODOS sus escritos. Muchos leños. “También tengo parientes, amigos y conocidos que son pasado”, mascullaba mientras revolvía cada cajón buscando manuscritos e impresiones, “pero no podés matarlos, Dieguito”, resolvía; “además, todos los seres vivos son presente”, concluía, con la mochila a medio camino por llenar. Encontraba más papeles asqueado. El encendedor metálico. Cuando al día siguiente Maldini Freyre llegó a la playa, ya era verano. Y no con esto digo que antes no lo fuera, pero es que Diego había partido de una primavera interior tan inclusiva, que al bajarse de la moto se quedó un rato al sol, palpitando el acantilado veraniego. En la mochila que traía consigo había derrotas y tempestades, inviernos anteriores, épocas sin luz ni calor. Habría que dárselo. LLama. Viento. Fuego.

Allí sentado en la arena, enemistado con la intelectualidad, enemistado con el cortex prefrontal, sabiéndose él mismo gran exponente de “lo occidental” (intelectualoide, zurdoide, pelotudoide), en fin, un tipo con mucha cabeza, de espalda a la tierra, de frente al lago Salto Grande, mirando cómo se deformaba el aire encima de la fogata, ondulando, leyendo lo que había escrito varios años antes sobre sus ex parejas, sobre sus ex carreras, sobre sus ex ciudades, sobre, básicamente, sus exes: sobre todas las x de su existencia. Las iba hojeando y las arrojaba al fuego.

Bebió sus dos cervezas, tardó en quemarlo todo –sobre todo porque los cuadernos parecían ser a prueba de fuego–, apagó la hoguera, se metió a nadar, se subió a la moto y se volvió sintiéndose libre, muy, muy, muy libre.

Este libro es una compilación de algunos de esos poemas que no, no fueron rescatados de ese fuego. Sucedió que el autor olvidó –y luego no le importó– que hubiera una copia de algunos de ellos colgados en Internet. Cuando Maldini Freyre reparó en esto, el acto mágico ya había sido concretado y la sanación ocurrida. No hacía falta quemar nada más.

A menos, claro, que habiendo sobrevivido al fuego cual Daenerys Targaryen hubieran adquirido parte de su propiedad y sean éstas mismas, líneas ígneas. Porque estamos ante la presencia de un poemario intenso, a veces provocativo, otras veces íntimo, abarcativo, casi siempre anarquista: como el fuego. La verdad es que no implica ni precisa este prólogo, porque es como beber un trago amargo pero sabroso, o como una buena noche en solitario. Es un perro con más ganas de mirar a la luna que de aullarle. Es así cómo Maldini Freyre nos trae en este su segundo libro su vena poética que acaso ya habría presentado de otro modo en su ensayo El rol del autor en la sociedad actual (Ed. La Luna y el Gato, 2019). Y lo hace de manera amena, intimista y radical.»

El editor

Gracias, y no olvides darte una vuelta por los otros títulos de mi autoría!!

Diego.

Podés recibir la versión digital (PDF/ePub) en tu casilla de correo electrónico por apenas U$S 3,99 (dólares estadounidenses), que podés hacerme llegar desde cualquier lugar del mundo vía PayPal a través del siguiente enlace: https://www.paypal.me/diegommf o por medio de transferencia bancaria en pesos ($250), si residís en Argentina. (…Si hay algún problema con el link, o por cualquier otra consulta, enviame un mensaje por Whatsapp o Telegram al +5493544659093 y lo solucionaremos. Gracias!)