«Los Nuevos” – Novela de zombies por partes. (29/35)

(Capítulo inicial de la tercera y última parte)

Pedro…

El escritor viene bajando el tramo final de las escaleras, cuestionándose las causas del hermoso caos. Su egocentrismo se interpone entre él y sus amigos —incluyendo a su hermano—, impidiéndole preguntarse por su paradero, o si están a salvo del peligro, o tan siquiera recordarlos.

Ya en el hall de entrada al edificio, su mirada se topa con el nuevo-niño que el tercer hombre había arrojado por el hueco de las escaleras: ocho niveles más abajo, no es más que un montón informe de miembros retorcidos y ropa sucia. Por simple curiosidad de escritor, Pedro observa la cara del chico: se diría que está durmiendo, por la expresión que alberga; a pesar de la caída, su rostro no demuestra señales de temor, sorpresa, ni cualquier otro rasgo humano. Pedro recuerda algo que había escuchado hacía unos años y que por fortuna nunca había comprobado en carne propia: que los suicidas que se arrojaban desde rascacielos morían de un paro cardíaco antes, incluso, de tocar el suelo.

―Debe ser del susto…―comenta el escritor al muchacho, como si éste pudiera oírlo.

Continúa reflexionando sobre los nuevos de la única manera que sabe hacerlo: con una capacidad de análisis impensable para muchos, pero no por brillantez intelectual, sino porque la ausencia inusual de sentimientos humanizantes, libra a la mente del cínico escritor, de la interferencia indeseada de las emociones.

«Enajenación y frialdad…―piensa, de sí mismo, el escritor:― Salvo cuando se trata de Brenda…»

En efecto, la cuestión de su amiga Marga es lo único que desestabiliza a nuestro escritor, devenido en errante solitario.

―No sienten dolor. No sienten miedo. No enfocan la mirada…―el hermano del fenecido Marcos enumera los datos con los que cuenta, como para elaborar una especie de teoría explicativa:―, no hablan. Pareciera que no piensan de manera consciente. Algunos se convirtieron y otros no…

Sigue caminando hacia la calle, sigue pensando en voz alta:

―¿Por qué razón ellos se convirtieron y yo no? ¿Ántrax siglo XXI?… No, no lo creo: esto no parece ninguna enfermedad, todo lo contrario, los individuos parecen estar más que saludables, como ultra-energizados… Tal vez, algo liberó toda la adrenalina y las endorfinas de sus cuerpos, y por eso se mueven tan activos… pero, ¿por qué matar…?

Pedro se para en la puerta de calle de su torre. Afuera, en la noche, no hay un alma. Se dedica a observar la lluvia.

«Por fin un signo de cotidianidad…»

Adormecido por el murmullo del agua que cae contra la acera, se sienta en el suelo, cierra los ojos y se olvida de todo por un rato.

…Marga toma a Pedro entre sus brazos y lo besa desesperadamente. Pedro no responde. El veneno está surtiendo efecto, pero él no se deja vencer. Entre las caricias de su amada, a través de sus cabellos color trigo, se vislumbra una sonrisa irónica, la última sonrisa del viajero, una que se ríe de Dios y del Diablo por igual, como diciendo: ¡¿Qué son los dioses ante la férrea voluntad de un hombre?!…

Unos violentos gritos arrancan al escritor de su letargo.

Pedro abre los ojos en el preciso instante en que unos chicos pasan corriendo por la calle, frente a donde él se encuentra sentado: todos corren mirando para atrás; algunos se frenan y arrojan objetos contra sus perseguidores: un numeroso grupo de nuevos.

«¡No se atacan entre sí!―agrega el escritor a su lista, con su personal forma de abordar todas las situaciones como si no estuviera presente―¡Sólo van contra los que no se han convertido!»

La sorpresa de Pedro es pasmosa al ver que Brenda es una de las que está huyendo de los desquiciados. Algunos de chicos que vienen con ella son alcanzados por los nuevos más rápidos, que los asaltan con inclemencia. Al darse cuenta de esto, Brenda y los demás compañeros de los caídos vuelven en su ayuda y se trenzan en combate con los nuevos. Pedro se incorpora del suelo con un salto y corre directo hacia la boca del lobo para salvar a su amada. Mientras lo hace, comienza a descargar su arma contra los nuevos, sin preocuparse porque pudiera herir a alguno de los muchachos normales.

En medio de la vorágine, ya sin balas, Pedro es otro desquiciado más, pero a diferencia de los otros, éste grita. Desesperado porque no encuentra a su Brenda, se abre paso entre la multitud a golpes y empujones, llamándola a viva voz:

―¡Brenda! ¡Brenda!―cuando por fin la ubica, ella está corriendo calle arriba, procurando huir de un endemoniado atacante. No menos insuflado de adrenalina que su oponente, el escritor lo alcanza y entablan un impresionante cuerpo-a-cuerpo, del que Pedro, para sorpresa de la chica (y de él mismo), sale vencedor. Pero cuando el indolente y ahora maltrecho escritor se endereza, cae en la cuenta de que no es Brenda quien está frente a él, sino otra mujer que no conoce. Mira hacia todos lados, buscándola, pero sólo ve un muchacho que viene caminando hacia él, dolorido —los demás, amigos y enemigos, todos muertos.

Pedro voltea hacia donde se encuentra la desconocida que acaba de rescatar, …equivocadamente, claro, y descubre que ha sido engañado, «otra vez», por sus ojos, por su mente. Brenda nunca estuvo allí.

―Gracias.―le dice la mujer, rígida como un palo por los nervios.

El escritor la observa decepcionado. Comienza a girar, para mirar con más detenimiento al otro, pero escucha que ella le dice:―Te conozco.

Pedro vuelve a mirarla y trata de reconocerla, pero nada.

―Soy la camarera de El Café: Jimena.

Pedro la mira, frunce el ceño, pero no logra ubicarla.

―Y vos sos el hermano escritor de Marcos.―apunta la chica, como para demostrar la veracidad de sus palabras.

Pedro no entiende nada. La cabeza comienza a darle vueltas. Busca con la mirada un sitio donde sentarse que no sea bajo la lluvia, decide regresar al hall del edificio: recuerda que allí hay una banqueta larga en la que podrá recostarse, …pero no llega, da dos pasos, y pierde el conocimiento.

* * *

“Sin embargo, Julia, cuando decís Política, yo pienso en Psicología o Sociología, por un lado, y en Biología por el otro…”, responde Pedro.

“No estoy de acuerdo: La política no es como cualquier otra ciencia.”, le contesta la pelirroja, a punto de ponerse colorada de nuevo, por la conversación que la apasiona.

Pedro le habla con tranquilidad: “Escuchá…, escuchá…. Para mí, todas las humanidades son lo mismo, porque todas hablan del ser humano… A lo que me refiero, es a que tendríamos que descartar esos rótulos que no hacen más que dividir el conocimiento, en lugar de acrecentarlo.”

Ahora sí entiende la bibliotecaria lo que el escritor le había querido decir y se lo demuestra relajando el semblante.

Pedro sabe que él no le cae demasiado bien a la muchacha, sobre todo, porque muchas veces se muestra altanero con quienes le rodean, indiferente para con las preocupaciones ajenas…, pero ahora que están solos y sin nada que hacer, le parece un buen momento para arreglar un poco las cosas, para mostrarle a la chica que él no es el sujeto despreciable que ella cree —después de todo, él y Julia se cruzan casi todos los días por los pasillos de la biblioteca—. Por todo esto, Pedro continúa con el tema que, tal parece, a la joven le complace escuchar:

“De la misma manera que para mí la historia y la psicología son lo mismo, también deberíamos unir esos saberes específicos a los de la filosofía y la antropología, en lugar de separarlos designándoles una porción de conocimiento y una óptica determinada, a un grupo de científicos, mientras le destinamos la otra a otro grupo… comunidades que, por lo demás, tal vez permanezcan como dos paralelas ad infinitum, sin tocarse nunca en ningún punto. Sociología y política, de hecho, ¿no son acaso desprendimientos trasnochados e innecesarios de la antropología…?”

Mientras produce la perorata, Pedro observa con ojos de médico clínico, cómo —ya no más a la defensiva, y por ende, un poco desprotegida— Julia va cayendo en las redes de su discurso. Nota cada cambio en el brillo de los ojos de la joven. Percibe a la perfección cuando una palabra de él sirve como disparador para lanzar a Julia al abismo dentro de su propia mente, en busca de profundidad, matices y nuevas interpretaciones de lo que el orador le sugiere: “…por otro lado, también, tenemos la semiótica, la comunicación y la lingüística, todas la misma fantochada…”. Julia se despierta del trance: no le ha gustado nada que le hablen mal del lenguaje. Pedro advierte esta pisada en falso y la subsana de inmediato: “¡Ojo! No estoy diciendo que sean una porquería, ¡Amo el lenguaje!… ¡Somos lenguaje! …Vos lo sabés mejor que yo…”. Julia vuelve a escuchar con la pasividad de una gata tomando sol… “Lo que quiero decir, es que no deberían derrochar tanta energía en producir bifurcaciones, sino más bien, concentrarla en un solo haz de claridad.

“Tenés razón. Tenés toda la razón…”, murmura Julia casi sin mover los labios, y con los ojos abiertos como puertas, ante una idea nueva que no se le había ocurrido a ella antes.

“Ahora, bien. Dentro de esta nube que son las humanidades, están los que hacen el camino, y los que lo recorren.”

“Como en todo.”

“Como en todo, es cierto. La teoría es muchas veces combatida por los que recorren el camino, pero sin ella, ellos se perderían. La teoría es la señalética”, Pedro sabe que usar palabras inusuales da prestigio, “mientras que la práctica…”

“¿Pero y qué me decís de los que hacen cosas, antes que ningún otro ser humano, para las cuales no hay teoría?”, esta es Julia, defendiendo su postura de activista.

“Estás equivocada, niña. Siempre hay teoría. Incluso los que se hacen los pragmáticos, se rigen por teorías. Incluso aunque no se las articulen conscientemente a ellos mismos, se rigen por teorías. Cuando alguien intenta predecir acontecimientos, o comportamientos, está haciendo uso de ciertas leyes, que ya conoce, y que son su teoría…”

“Bueno, pero esta teoría, que decís vos, está contaminada por la práctica. Por la vida.”

“Sí, pero fijate, que nunca hay práctica pura, y sí hay teoría pura. Mirá los militantes…”, Pedro entra en este terreno, a propósito, para poner a Julia de su lado, a sabiendas de que ésta muchas veces se había sentido deseosa de militar en agrupaciones políticas pero que todas y cada una de las veces, se había echado atrás, “ni siquiera ellos, que siguen enceguecidos a un líder, se manejan sin teoría: la teoría es la del líder, sea carismático o autoritario. Que no utilicen su propio cerebro, no quiere decir que no esté funcionando el cerebro de alguien más, en su lugar… Las teorías de alguien más, en su lugar…

Silencio.

“Siempre hay teoría. Lo único que hago, es seguir la corriente”, remata el escritor.

“¿Pero no te dan bronca tanta injusticia, tanta pobreza en el mundo? Para eso sirve hacer política, tal vez, en contraposición a saber política…”

“Te conviene no tomarte tan a pecho las cosas que no podés cambiar, niña; las tensiones, los malos tragos, la angustia, todas esas cosas, reducen la expectativa de vida”, Pedro sabe que está siendo hipócrita en este momento, pues él vive angustiado, aunque su angustia sea más existencial que otra cosa, “…deberías comprarte un perro.”

La pelirroja se muestra ofendida por el comentario.

“No, en serio, lo digo en serio”, se ataja el ermitaño escritor, “está comprobado que quienes tienen mascotas, viven más y mejor que quienes no las tienen. Yo tendría un schnauzer, de ser por mí (dicen que es la raza más inteligente de todas), pero definitivamente soy muy distraído y, seguramente me olvidaría de darle de comer, no lo cuidaría como se merece…”

* * *

―Hermano de Marcos…, Hermano de Marcos…

Sin volver del todo en sí, Pedro escucha que lo llama una voz de mujer.

De a poco despierta, tal vez a causa del agua de lluvia que se le mete por la nariz, pero, con más seguridad, por los cachetazos que le propina la mesera.

―Está reaccionando…―le dice la chica al muchacho que está en cuclillas a su lado.

―Al fin. Pensé que iba a convertirse en uno de esos…―le contesta el otro, mientras se pasa una mano por la frente en señal de alivio.

―Ju…, ¿Julia?―balbucea Pedro, todavía de este lado del mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

d

Política sacra, polis sorda

Cristina-Lanata

Fútbol, Religión, Política: Hay quien dice que no hay que iniciar ninguno de estos tres temas en reuniones amistosas, formales, ni familiares (mucho menos, si se trata de la «familia política», claro…). Muchos coincidimos en que este fenómeno se debe a que tales temas invocan convicciones profundamente arraigadas en cada uno de nosotros, lo que conlleva a desacuerdos insalvables y, por lo tanto, es mejor dejar de lado dichos tópicos para ahorrarnos malos tragos y saliva en discusiones infructuosas.

El propósito de esta entrada es dilucidar el porqué desde una perspectiva explicativa más que preventiva, al tiempo que comparto con ustedes ciertas experiencias que he tenido últimamente, sobre todo en estos tiempos en que de «no discutir sobre política porque a nadie le interesa», pasamos a «no discutir sobre política porque a todos les interesa y han asumido posturas inquebrantables y ciegas».

Es verdad que el gobierno kirchnerista contribuyó para que entre todos pongamos sobre la mesa la cuestión política, lo cual es inmensamente beneficioso para cualquier sociedad, y jamás hubiera sucedido si no hubiera avanzado de manera positiva sobre temas críticos y basales que hicieron tambalear (parte de) el status quo en el que vivíamos resignados. Pero también es cierto que esa misma energía, fuerza o fiebre que llevó a hacer de la política un tema cotidiano como ningún otro gobierno del que yo tenga memoria, ha sobrepasado los límites de la razón, manchando a ambas partes con una intolerancia creciente por la opinión y las razones del Otro.

¿Conclusión?: Por desgracia, el exceso de fanatismo nos está conduciendo de regreso al punto de partida; Ahora, si tales temáticas salen a la luz, sean reuniones de recién conocidos o de amigos de toda la vida, hay dos posibilidades:

  1. Sólo habla una campana, y la otra permanece muda para no iniciar una polémica infértil y violenta, o
  2. Opinan las dos campanas y, en efecto, se inicia una polémica infértil y violenta. (Porque, hemos de admitirlo, no abundan los opositores moderados, pero los cristinistas moderados son una especie en franca extinción)

Hablo de “dos campanas”, porque lamentablemente nueve de cada diez personas que tienen una postura política definida son, o cristinistas acérrimos, o anti-cristinistas. Es muy triste que estas etiquetas, hoy por hoy, caractericen más a mis compatriotas que la filiación o simpatía partidaria o ideológica.

Esto es porque el kirchnerismo ha logrado convertir lo político-partidario en religioso.

Y aquí nos hemos insertado de lleno en el quid de esta entrada. (Seguro le robé la idea -o su semilla- a alguien que leí y no recuerdo, pero) opino que hoy por hoy -y más que nunca*- ya no podemos discutir sobre Política, Fútbol, ni Religión porque los tres temas implican abordar una «creencia», más allá de lo racional, y por eso, no se llegan a conclusiones satisfactorias nunca en conversaciones que aborden estos campos.

(*: Digo “más que nunca”, porque es un círculo vicioso esto de pertenecer a algo: cuánto más se ve amenazada nuestra esfera, con mayor ahínco la defendemos. Esto pasa con la religión: cuanto más avanza la ciencia contra nuestras creencias, más fervientemente las defendemos, y “fervientemente”, en este caso, quiere decir: irracionalmente.)

Las Creencias se interponen fanáticamente entre el interlocutor y su sujeto consciente: Si esto no fuera así, cada quién podría ser justo y criticar lo negativo del partido que defiende, así como elogiar lo positivo de quien ataca.

En Religión y en Fútbol «no queda otra»: ambos sistemas de valores crecen por fuera de la luz de la razón (todos sabemos que en la inmensa mayoría de los casos, “se es” de alguna religión o cuadro futbolístico por meras razones histórico-geográficas, antes que por decisión consciente) pero en Política surge el problema mayor cuando abordamos lo político desde una óptica mística (irracional, cerrada e insensata) que atenta contra aquello de lo que más debería nutrirse, que son las diferentes miradas y soluciones propuestas.

La pregunta es: ¿Por qué alguien se vería obligado a tener fe en algo?

La respuesta es demasiado fácil, salta a la vista, y resume a todas las demás: pues porque ese algo no depende de ese alguien. Tenemos fe en un fenómeno o en un objeto cuando éste no depende de nosotros para existir, hacer, o dejar de hacer.

Pero tomemos los tópicos por separado. Empecemos por el fútbol.

Es por ello que nosotros sí nos vemos obligados a tener fe en que nuestro equipo de fútbol prevalecerá por sobre los otros (o que no descenderá, que ganará una copa, o lo que fuere): porque no depende directamente de nosotros su victoria.

Por eso mismo, en contrapartida, no “tienen fe” en el equipo los propios jugadores, ni el director técnico, ni los que compran o venden, contratan o despiden a los jugadores y a los directores técnicos: todos ellos, agentes activos, no “tienen fe” en sí mismos aunque lo digan, no en el sentido estricto de la palabra. (En todo caso, se refieren a que se tienen confianza, basada en su propio talento, y el de los demás agentes activos, por un lado, y por el otro, a que esperan que el azar los favorezca a ellos, o perjudique al adversario, pero nunca se tienen fe).

Pero la fe no tiene nada que ver con el azar. La fe es mística, la fe es sobrenatural, mientras que el azar es lo más natural del mundo… junto con la causalidad, obvio. Pero la fe no tiene nada que ver con ésta tampoco, sino la confianza.

Uno tiene fe en una deidad, o en cualquier doctrina religiosa, porque ni los dogmas de ésta, ni el accionar de aquélla, dependen de uno. De igual manera, en el fútbol, cuanto menos ocurre la injerencia del seguidor, más ocurre la fe. Lo expreso de esta manera, porque un hincha multimillonario puede “regalarle” medio plantel de jugadores a un equipo, y con eso salvar su club del descenso, pero aquí no habría fe, pues habría injerencia directa.

…Y con esto llegamos finalmente a la cuestión de la política, cuando es erróneamente considerada como un sistema de creencias, y sus “caudillos”, como a divinidades.

En política, más que en otras temáticas, más que la fe, debiera prevalecer una argumentación guiada por la lógica, desprovista de juicios de valor caprichosos: el archivo, lo fáctico, debieran reinar. Y, por qué no, las ideologías, pero no como fuentes de verdades, sino como esbozos de posibilidades siempre pasibles de ser analizados analíticamente.

Sin embargo, el fenómeno de la intromisión de la fe en la política ocurre cada vez que se cree a ciegas en un Partido, cada vez que se lo defiende arbitrariamente. Por eso, digan lo que digan, los partidos políticos son mayoritaria y principalmente verticalistas. Como en las fuerzas armadas: aceptás y obedecés, o “a otra cosa mariposa”. De allí el término «militante».

Ésta es una verdad tan humillante y ofensiva para nuestra condición de individuos pensantes autónomos, que muy pocos la explicitan. Pero esto no quita que haya sido sistemáticamente explotada, desde hace décadas, por los partidos políticos.

Nos volvemos religiosos con la política, de forma natural, cuando inconscientemente nos sabemos “fuera”, “ajenos” y sin injerencia alguna, ya sea sobre Nuestro Partido, Nuestro Caudillo, o sobre el Sistema Político todo: pero, como no hay capital más valioso para un Partido, Equipo o Religión, que la fidelidad de sus adeptos, por todos los medios, ellos tratan que “nos pongamos la camiseta”. (Y de allí viene dicha frase, precisamente)

Pese a quien le pese (invito a comentar todo lo que quieran), uno tiene fe en política cuando está convencido de que debe aceptar los caprichos de su caudillo pues no le queda otra: es impotente. Quien cree, acepta sin restricciones. Quien milita, acepta sin restricciones.

Mientras que alguien convencido en su poder como ciudadano político, no cree religiosamente en nadie, y por ello puede criticarlo: ¡lo critica porque puede cambiarlo! Pues si no podemos cambiar algo, ¿para qué criticarlo?

Por eso no milito, ni milité nunca, en ningún partido.

Y, por eso, en las reuniones estamos volviendo a no hablar de política: porque el fanatismo nos está conquistando. Un fanatismo que en un nivel muy profundo e inconsciente, les dice a todos los que tienen fe: “Si yo no puedo tocar a mi dios-caudillo-equipo, entonces, ¡mi contrincante tampoco!… si yo lo acepto tal como es, que él lo acepte, o que lo rechace, ¡pero nunca le permitiré criticarlo porque me dejará en evidencia como inepto, cobarde o impotente.”

A propósito de la elecciones…

A continuación corto y pego algo que comenté en facebook -sí, facebook, yo tampoco soy perfecto- sobre las elecciones de ayer, y que me parece bastante una muestra bien sintetizada de mi pensamiento al respecto de un comentario sobre si Rossi o Binner, o ninguno de los dos… -para eso sí es bueno facebook: te obliga a ser conciso, y todos sabemos que «lo bueno, si breve, dos veces bueno»…

Sólo corté y pegué mis intervenciones en los comentarios, por respeto a mi interlocutores, pero si quieren conocerlas, no tienen más que buscarlas en facebook. Igualmente, no sé muy bien qué interés puede tener para ustedes lo que yo pienso al respecto, pero… a fin de cuentas están aquí, leyendo esto, ¿verdad? En fin, espero no dañar susceptibilidades …que no se lo merezcan (je,je), y que se genere algo así como un debate constructivo en los comentarios, como los que suelen generar algunas de mis entradas.

Ambientación: La conversación versa sobre si los políticos de vocación (todos, sí, todos) salen mal parados, o no, a partir de la abrumadora cantidad de votos obtenida por el humorista devenido en «caudillo de los pobres» (es ironía, ¿verdad?) que compitió contra ellos. La conversación previa también toca parecidos y diferencias entre socialistas y cristinistas.

Mi aporte (que no es mío, sino adoptado por mí, y avalado por muchos estudios, estadísticas y teorías, que acaso tenga a bien enlazar en un futuro no muy lejano) es el siguiente:

«Kirchner no «recuperó» nada, no al menos desde el plano económico. Lo hizo Lavagna, pero lo hizo haciendo parir a la clase media (la clase baja venía pariendo desde hace rato) y dejando impunes a los que más tienen (políticos corruptos, grandes productores, bancos y demás financieras…) Además de todo lo criticable y las manchas que tienen socialistas y cristinistas, la peor de todas es que no gobiernan para combatir las causas de la pobreza, sino para maquillar la situación en que se encuentra la pobreza: manteniéndonos a todos ilusionados y engañados.

…Ni desde el Estado nacional, ni desde el provincial, salieron leyes que tuerzan la balanza hacia los que más la necesitan, y eso se hace fácilmente: largando, desde el vamos, una ley que vuelva progresivos los impuestos, en lugar de regresivos (por ejemplo, con una que elimine el IVA y obtenga el equivalente de los que más tienen, con un Imp. a las Ganancias REAL y EFECTIVO), o también, gravando impuestos sobre las operaciones financieras, o dejando de subsidiar e incluso multando (pero en serio) a las multinacionales que incumplen sus contratos. A no confundirse. No les digo que no defiendan a quienes quieran, pero por lo menos, sepan a quienes defienden, qué es lo que defienden, y cuanto de chamuyo hay en esos discursos.

…El grueso del progreso económico, no lo digo yo, sino los que saben, se da INDEPENDIENTEMENTE de quien gobierne, a raíz de la gran demanda externa, de productos que nosotros exportamos. Por un lado, y por el otro, (y sé que esto va a sonar horroroso, pero estoy cansado de que nadie lo diga) la educación especializada (cristinista) y la salud (binnerista) no hacen más que emparchar los huecos que van agrandando la falta de trabajo y de futuro para las clases bajas. Mejores Educación, Cultura, Salud, son PALIATIVOS que alivian la consciencia de quienes los dan y el presente de quienes los reciben, pero que NO MODIFICAN EL FUTURO SUSTANCIALMENTE. A éste sólo lo modifican medidas revolucionarias en el mejor y más neutro de los sentidos.

…Pido que lean esto último de nuevo, esta vez a consciencia, y sin interpretar otra cosa que la que está escrita: «Mejores Educación, Cultura, Salud, son PALIATIVOS que alivian la consciencia de quienes los dan y el presente de quienes los reciben, pero que NO MODIFICAN EL FUTURO SUSTANCIALMENTE.»

…Ahora respondo: Ninguna escuela puede ser efectiva si sus alumnos llegan al aula con hambre, por un lado; y por el otro: siendo que los hospitales atienden a quienes menos tienen, ¿no es más lógico disminuir la pobreza, que tratar de alcanzarla construyendo hospitales? ¿no es un cuento de nunca acabar? Fábricas, cooperativas de trabajo (no truchas), leyes progresivas, multas altísimas y efectivamente cobradas, todo eso es lo que debe hacerse a la par de la innovación y el perfeccionamiento tecnológicos, y la cobertura médica.

…¿Ya se durmieron?»

Respuesta a Comentario de Delfos

La siguiente es mi respuesta a unos comentarios amigables de un amigo, en referencia a la Presentación del nuevo blog de reivindicación de la información que estamos desarrollando en conjunto (Presentación que recomiendo leer antes de continuar, aunque igual se entiende…). Dado que deseamos que dicha bitácora mantenga su imparcialidad y objetivismo (tanto, al menos, como nos sea posible, ya que somos todos seres humanos), he decidido contestarte, querido Delfos, en este lugar. Perdón por las idas y vueltas…

Delfos, a tus cuestionamientos respondo: ¿Hay calidad en el voto? POR SUPUESTO. Un voto emitido consecuentemente respecto de una investigación previa acerca de los candidatos, y basado en la experiencia, va a ser cualitativamente más valioso que uno emitido al azar, o con poca o nula información sobre lo que se pone en juego o sobre lo que «ofrecen» las diferentes alternativas. No hablamos aquí de derechos, sino de resultados. Todos los votantes poseen el mismo derecho al voto, así como todos los votos deben tener el mismo «peso» o «valor» entre sí a ojos de la ley; pero todo lo anterior no quita que hay que informarse para votar con responsabilidad. A eso me refería respecto a la «calidad del voto»: a preocuparse por informarse para poder votar responsablemente.

Referente a «¿No es una buena forma de respaldar una afirmación respecto de un partido político acudiendo a su historcidad, a la tradición? en definitiva ¿a «los hechos»?» Respondo: Sí, claro que lo es, pero con «historicidad y tradición» yo me refería a todos aquellos que alguna vez votamos a un partido «X» sólo por inercia, o porque nuestros padres lo votaban, o porque nosotros siempre lo votamos. No me refiero a la historia del partido, sino a la del voto del electorado. No es productivo para el cambio que siempre votemos por inercia, sino que con cada comicio reactualicemos nuestras convicciones en función a la trayectoria ACTUALIZADA del partido.

Finalmente, que si con » fundamentos contaminados» estoy suponiendo que hay algo puro, sí, de hecho lo hago. 100% Consciente estoy de ello: lo puro es lo Absoluto -en tanto escapa a cualquier vida humana, y a todas ellas en conjunto-, es la realidad que envuelve todas las realidades, la mía y la de quien no tiene calzados, techo ni comida, la mía y la de quien tiene, además de su casa en la que vive, un departamento en New York y otro en París. Precisamente por eso queremos hacer converger las propuestas de todos los candidatos en un solo lugar, porque sabemos que todas y cada una de las miradas partidarias no son más que partes en un todo: La Realidad Argentina.
Invito, ahora, a volver al espacio DemocraciaFuerte y seguir informándonos. Para las opiniones fuertes (como en este caso) elegiremos otro espacio.

Hechos sobre la Minería en Argentina

1) «Creció un 14% la inversión extranjera en el país».  La Nación.  Mayo, 2008.

  • “La minería se destaca «entre las áreas más dinámicas de inversión foránea»

2) «Cuando no todo lo que reluce es oro».  Página/12.  28 de agosto de 2006.

  • Las empresas inversionistas, presentan informes de impacto ambiental hechos por ELLOS MISMOS
  • Los mismos legisladores que deben normalizar la actividad, forman parte de cámaras de minería y hasta proveen a las mismas mineras con empresas propias
  • El proceso de metales más extendido en la región argentina es el de explotación a cielo abierto, en el cual se utiliza cianuro (miles de litros de él), y que ya está prohibido en Chubut y Río Negro.  Además, como si fuera poco, lo está en toda la Unión Europea, y hasta en un Estado de EEUU: Montana.
  • Las zonas donde se desarrolla más intensamente dicha actividad están sobre la precordillera y la cordillera, en lugares donde llueven escasos milímetros al año, y donde los habitantes están sujetos al agua de deshielo.
  • Las empresas -Barrick, en este caso- argumentan que su explotación es un sistema cerrado… pero díganme cuan cerrado puede ser si en el proceso se utilizan decenas de millones de explosivos…!
  • La presencia de metales y de cianuro en el agua tarda años en evidenciarse por el tiempo que tarda en escurrir…

3) «El gobierno también negocia retenciones con las firmas mineras».  La Nación.  8 del 5 del 2008.

  • Ley 24.196, de Inversiones Mineras.  Sancionada en los noventa, garantiza estabilidad fiscal por 30 años!!!
  • El precio del oro, por ejemplo, aumentó 4,5 veces respecto de los cálculos de factibilidad!
  • Las retenciones a las exportaciones no son impuestos coparticipables.

4) «Enfoques»  Semana 18 de 2008.  La Nación.

  • «60 empresas fantasmas sacan a placer (y bajo cuerda) oro, plata, cobre y diamantes valuados en 200.000 millones de pesases

5) «En Famatina, las aguas bajan doradas» La Nación.  La Nación.  4 de Mayo de 2008.

  • Pobladores de Famatina, La Rioja, desde hace meses está impidiendo el paso de los camiones de la minera, evitando las obras en ese enorme complejo minero.

6) «Admiten que caerá la inversión en minería»  La Nación.  13/4/2008.

  • Guillermo Moreno, el Secretario de Comercio Exterior, y Jorge Mayoral, el Secretario de Minería, apoyaron una medida controversial (y muuuuy buena) que comportaba la eliminación de exenciones al pago de retenciones a un grupo de empresas.  Implementáronla en 2007.
  • César Gioja, hermano del gobernador de San Juan (el mismo que posee-.una empresa que provee a la minera Barrick, y que es cabeza de la cámara de minería…) argumenta en contra con la postura de que dicha medida provoca «inseguridad jurídica» y disminución de los proyectos   Aun cuando la propia Barrick Gold justifica la decisión de implementar dicha medida.
  • Se podría decir que lo único bueno que aportó Gioja fue la insistencia en que las retenciones sean coparticipables.

7) «Ganan tanto que eligen callar» Página/12. 8/5/2008.

  • «Cuando Bajo La Alumbrera comenzó la explotación de cobre y oro, hacia fines de la década pasada, la libra de aquel metal estaba a 0,64 de dólar, contra los 3,40 actuales. Hace diez años se exportaba a Chile 12 mil toneladas de cal, contra las 280 mil actuales’.’
  • A fines de año (2007) el Gobierno aplicó impuestos de 5% al oro y 10% al cobre, en concepto de ventas externas, pero sólo pudo hacerlo mediante resoluciones aduaneras, dada la Ley N° 24196

8) «A cinco años del grito de Esquel»  Página/12. 24/3/2008.

  • En Esquel, en 2003, se conformó una asamblea autónoma que produjo un plebiscito inédito en la Argentina: el 80% de los habitantes de Esquel votaron en contra del yacimiento que proyectaba, en aquel entonces, Meridian Gold; hoy, Yamana Gold, continúa sesionando…
  • 90 pueblos en trece provincias hoy rechazan la minería en nuestro país.
  • El saqueo, la mala regulación, la contaminación e incidencia en el medio tan negativa, es comparable a las represas, al monocultivo de la soja, y a las pasteras*
  • Mientras en la cordillera (por caso, Esquel, hasta el 2009) se prohíbe la explotación minera a gran escala, en las mesetas del interior de la provincia, en donde sin tanto turismo y menos agua, las poblaciones son más pobres, sí está permitido ese tipo de explotaciones…
  • Es política estatal favorecer a la industria (extranjera) minera.  Nadie discute las leyes de los años noventa, ni el aumento de las regalías, retenciones y demás impuestos (como si por alguna casualidad, dichos impuestos descontaminaran mágicamente nuestro territorio, no?)
  • «Alumbrera», en Andalagá, Catamarca, es un ejemplo de que las empresas multinacionales vienen a vendernos espejitos de colores:
    • a) la región es más pobre que antes;
    • b) hay más desocupación;
    • c) no hubo el desarrollo local que pronosticaron;
    • d) escasea el agua;
    • e) disminuyó la agricultura, por lo que disminuyó el empleo;
    • f) casi no emplean mano de obra local y los insumos son traídos en su mayoría de otros lugares;
    • g) el impacto ambiental, lo que quieren «ven demos» es su punto más débil;
    • h) no hay supervisión sobre los montos declarados de ningún tipo,;
    • i) gasoil, a ellos, nunca les falta, pero nuestras cosechadoras están paradas por su falta… y ni hablar de la energía, que el gobierno nos insta tanto a ahorrar y ellos derrochan, junto con el agua, por supuesto…

9) «En La Rioja como en Gualeguaychú» Página/12. 8/3/2008.

  • El corte de Famatina se llama Piedras Negras, y de allí corrieron a la Barrick hace un año.
  • Ese mismo año se sancionó una ley que prohibía la explotación contaminante manera en La Rioja, pero «esa ley fue sancionada y creada sólo para destituir un gobierno y no para cuidar la vida y el patrimonio de una provincia»: cinco días después finalizó la gestión del ex gobernador Ángel Maza, principal promotor de la actividad minera en la provincia…
  • Dicen aquí, en el artículo, que la explotación del uranio es terriblemente más contaminante que la del oro…

10) «Descuartizando a Perón» (escribe Pino Solanas) Página/12. 11/2/2008.

  • «En la Reforma de 1994, en lugar de reponer el art. 40 de la Constitución del ’49 -los minerales y caídas de agua, los yacimientos de petróleo, carbón y gas (…) son propiedades inalienables e imprescriptibles de la Nación1- los justicialistas con Néstor y Cristina Kirchner votaron su negación y derrumbaron la secular política de Estado que ponía los recursos estra tégicos al servicio de la Nación: ‘Corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio’ (art. 124)» (Pino Solanas)…  (Nota mía: Ahora, bien, tenemos que establecer la diferencia que hay entre ser propiedad inalienable  de algo, y no hacer las retenciones que surgían de su explotación, coparticipables… puesto que esto no es negado por lo anterior.  Tranquilamente puede un recurso ser del Estado, y sin embargo, las retenciones que lo graven, ser coparticipables, pero cuando le damos la potestad del mismo a las provincias, queda libre casi al azar el hecho de que ellas se corten solas… REVISAR)

11) «Las provincias productores pedirán que las retenciones sean coparticipables» Página/12. 5/3/2008.

  • Castillo, Oscar, ex gobernador de Catamarca y actual senador de esa provincia, subraya que «la ley de inversiones mineras no autoriza a las provincias titulares a cobrar en concepto de regalías más del 3% sobre el valor boca de mina del mineral extraído»

12) «A las pedradas por la renta minera» Página/12. 6/5/2008.

  • La industria local anualmente exporta minerales por $3.500.000.000. De ellos, el Estado recauda $200.000.000 (también por año, gracias a las retenciones de entre el 5% y el 10% que recaen sobre 14 empresas)
  • «Todo lo que se extrae no se refina en el país.  Las empresas envían a sus casas matrices de barro que sacan de las minas y luego de 60 días notifican al país qué tipo y cantidades de minerales encontraron.  El modelo de extranjerización de la actividad hace que no sepamos cu ales son los recursos reales con los que cueñáaoel país».El modelo de extranjerización de la actividad hace que no sepamos cuáles son los recursos reales con los que cuenta el país». Dice Diego Mansilla, investigador del grupo Moreno, liderado por Pino Solanas.
  • Osear Castillo (sí, el mismo del punto anterior) «reconoció a Página/12 que más allá de oponerse a este impuesto (las retenciones a las exportaciones), ahora que se está aplicando, las provincias mineras no quieren dejar de recibir una tajada»

13) «Pelea para no compartir la mina de oro» Página/12. 13/1//2008.

  • El sector minero puede dejar el 100% de las divisas conseguidas por ventas al exterior, en el exterior; pagar regalías a las provincias de un máximo de 3% por un recurso no renovable y como si fuera poco, recibe subsidios irrisorios como: por la compra de combustibles, o desembolsos por exportaciones por puertos patagónicos y hasta un descuentoadel 5% del Imp. a las Ganancias, que de porsí no puede ser mayor al 35% general!
  • En los últimos tres años (2007) los precios aumentaron un promedio del 300%: la producción de recursos mineros pasó de $4.080 a $9.450 millones de pesos!
  • .Las empresas exportan el 70% de lo que producen .
  • Argentina se encuentra 7mo. en el ranking mundial de países con recursos mineros.
  • Aunque las empresas siguen haciendo lobby para que les suspendan las retenciones (o algo así), esto es difícil, ya que los demás países están todavía más avanzados que nosotros: nacionalizaron la explotación de sus recursos… y los explotan exclusivamente o con socios capitalistas, pero con minoría de acciones.

14) «Radiografía de la Argentina minera» Página/12. 13/1/2008.

  • «Ya se explotan 9 yacimientos, se construyen otros 5 y exploran 140».
  • La actividad minera exporta $6.000 millones de pesos al año, equivalentes al presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social del 2007 o tres veces el presupuesto,7de Salud.
  • Mina Alumbrera desecha 1.100 litros de agua por segundo, casi 4 millones de litros por hora
  • En el yacimiento Navidad, durante su etapa de exploración se removió un cementerio indígena de 400 años de antigüedad (Castre, Chubut)
  • Néstor Kirchner fue uno de los impulsores del yacimiento Cerro Vanguardia (San Julián, Santa
  • Cruz), propiedad de Anglo Gold Ashanti, la Provincia y el Grupo Pérez Companc.
  • Nada de lo que prometió Mina alumbrera se cumplió: no hubo desarrollo local, no hubo más trabajo, (menos de 100 habs de Andalagá trabajan allí) y sí hubo casos de contaminación: sólo en los dos últimos años, se derramó mineraloductos cuatro veces… La empresa factura $680 millones de dólares al año…
  • De las montañas en donde se asientan muchos yacimientos nacen los mismos ríos que alimentan a las poblaciones autóctonas y que a veces son glaciares… De la montaña en la que se proyecta emplazar «Agua Rica» (Andalagá, Catamarca, a 17 km. del pueblo!) nacen los tres ríos que alimentan de agua a toda la región.
  • Muchos dicen que -oficialmente- las minas se encuentran en etapa de exploración, cuando en realidad ya están exportando… como en el caso de Minera Aguilar. (Jujuy)
  • En Veladero, una empresa archiconocida, Barrick Gold, está resguardada por políticas que insólitamente, prohiben y castigan con hasta 30 días de prisión y multasucualquier protestapública contra el accionar minero (legislación impulsada por el gobernador Gioja) (La Rioja)
  • El proyecto Pascua Lama (San Juan) ya fue aprobado por ambos gobiernos, ya que será binacional, junto con Chile, y utilizará, por mes, 17 camiones con cianuro y 200 camiones con exp plosivos. . .

15) «Barrick Gold, un botón de muestra» Página /12. 13/1/2008.

  • La facturación de Barrick Gold, en 2007, entre Perú, Chile y Argentina, fue de 1.510 millones de DOLARES.  «Según denuncias de decenas de organismos no gubernamentales, el capital inicial proviene de la venta ilegal de armas y cuentan con un accionista y asesor honorario famoso: George Bush (padre)»
  • «El 25 de noviembre de 2006, un conjunto de organizaciones sociales (incluidos Amnesty International, grupos religiosos, entidades ambientalistas y de derechos indígenas) conformaron 3n Chile el Tribunal Transnacional de Minería» … «La conclusión: ‘Barrick Gold es reponsable de varios atropellos ambientales, sociales, culturales y económicos como producto de s sus políticas, programas y acciones contra los terriotorios y pueblos de la regién'».

16) «Los privilegios no son eternos”, Página/12. 6/12/2007.

  • «En el caso del Impuesto a las Ganancias, están facultadas a deducir hasta el 50% del valor de las reservas de explotación como si se tratara de aportes de capital»

17) «La trampa del oro» Página/12.  1/12/2007.

  • El Estado ha invertido para garantizar la provisión energética a las mineras, con un tendrá do de 500kv que une Mendoza y Tucumán… que es una alternativa «más económica que la autogestión o la construcción de líneas individuales».  Pasa, que a medida que se extraen minerales de ley menor, los costos de energía aumentan, hasta llegar a un punto en que cuesta más extraer y procesar esos recursos que lo que valen en el mercado.  Esta operación sólo puede seguir adelante si se tiene una fuente de energía de bajo consumo, mejor dicho, costo, que el Estado aporte con generosidad vía aportes e inversiones…
  • El informe del grupo Fénix (Plan Fénix+UBA) : «Gran Minería ¡^Impactos económicos, sociales y ambientales» declara: // a) El marco jurídico del sector minero obliga al Estado a entregar los recursos a empresas privadas, prohíbe al Estado explotar directamente las riquezas mineras, las minas descubiertas por organismos estatales deben transferiré al sector privado… // b)»Las multinacionales declaran gastos abismales, venden minerales a sus filialeshasta un 30% inferior a los precios de mercados generalmente con domicilio comercial en paraísos fiscales, e inventan costos de producción, fundición y refinación tan altos que les es imposible pagar eenta alguna, declarando literalmente, el quebranto oficial de sus balances» .
  • Las empresas pagan a las provincias sólo 3% de regalías SOBRE EL VALOR BOCA MINA (del mineral extraído antes de que sea procesado y con ello, agregándosele valor alguno), y además se les devuelva el IVSA sobre la explotación.  Por el Acuerdo Federal Minero, se les omite todo gravamen municipal (sellos, ingresos brutos, patentes, habilitaciones, cheque, combustibles)

18) «Vecinos mendocinos contra la minería contaminante» Página/12.  14/1/2008.

  • La ley 7.722 de Mendoza prohíbe que se utilice en cualquiera de sus formas el cianuro en las explotaciones mineras a cielo abierto, tanto como ácido sulfúrico, mercurio y otros productos tóxicos…

19) «Consulta popular sobre minería que fue impedida por la justicia»  Página/12.  1/12/2007.

  • En Tinogasta, Catamarca, el intendente anterior había llamado a un plebiscito no obligatorio y no vinculante por el sí o no a la explotación de uranio a cielo abierto,  al cambiar de mandato, el nuevo intendente, apeló a la Corte Suprema de esa provincia dicho plebiscito y esta determinó el anticonstitucionalismoanticonstitucionalismo aduciendo que la municipalidad no tiene injerencia en los asuntos provinciales, apoyándose en el artículo NX128 de la Constitución Nacional…