niños viento universos

«niños viento universos»

mirada de fuego

viento en la cara

mirada en el fuego

besos en el viento

niños en el viento

universos en la mirada

fuego en la cara

niños contentos

versos en la mirada

músculos de fuego

agua en la mirada

viento en el universo

niños en la mirada

música en la palabra

galgo flaco

todo pasa, lo bueno y lo malo

y sigo caminando

sin ojos

sin labios

las casas y las cosas olvidan sus contornos en algún sitio lejano

mujeres y amigos, partiendo de mi memoria cual peces

y sigo caminando

bajo esta lluvia confundida

que arroja sus lanzas de barro

sobre el trazo flojo de mi existir

y yo

aprendiendo a ser fango

y yo

con un puñado de amor sin nombre en la mano

que dice

vuélvete nadie

como un pan o un galgo flaco

aun escribiendo, olvida tu nombre

y aléjate del criterio

sé agua, para siempre

pues todo es mentira

pues todo es viento

Siendo sólo Ser (9)

Y comentarle a la sociedad que no le pertenezco, entre mate y mate, mostrarnos quién soy, qué merezco…
Dejame ir, perderme en serio.
Dar un único paso en falso a los ojos del gentío, que es decir:
nadar en el Universo.

Robótica Dialéctica: ¿es regresar o necesitarte? No querer contestar!
Ser aire…

Me olvido… me olvido de ser yo mismo
entre tantas palabras agentadas desgranando nuestros cuerpos…
que es decir:
jamás ejercí de loco del todo,
ni fui libre,
ni aprendí a ser nadie…
pues nadie podría nunca contestar nimiedades ni ensalzarse jamás en debate alguno… si no cree
-como el perro y las hormigas no creen-,
en las verdades.
Nadie, que es decir Yo, si pudiera ser Nadie, esgrimiría jamás postura alguna
-que no fuera la de sus carnes sonriéndole al Tiempo-,
ni daría su opinión al Otro,
¡¿qué opinión puede tener el viento?!
 
Viento: caricia que nos hace el Universo…

Quiero ser afecto recorriendo una piel,
antes que monumento.

prestame

prestame

pensar un concepto es pedir prestado un bulto rojo imposible de cargar al tiempo. pensar una mujer es pedir prestado el aliento al viento, es armarse en vano, es amar.

sentir el viento sin tiempo es besar una mujer sin cuerpo con el pensamiento, es llorar por un bulto vano que se ha pedido prestado.

pensarse, sentirse, llorarse uno mismo es pedirse prestado a la mujer del tiempo, es volar sin cuerpo, es beber del momento sin aliento.

beber del pensamiento es imposible, a menos que se tenga un mujer, y tiempo, a menos que se descarte el cuerpo y se desprecie el alimento (¡menos el que nombra “viento” y “pensamiento”, en cualquier esquina, en cualquier momento!)

soy el blues

No me grites.
Yo soy el que grita.
Soy el Blues.

No me esperes.
Yo soy el que espera.
Soy el Blues.

No me llores.
Yo soy el que llora.
Soy el Blues.

No me olvides. No intentes matarme en tu cerebro.
Yo no olvido. Yo no muero.
Soy el Blues.

No te gastes en recuerdos, tampoco.
Soy momento, soy sólo el viento.
Soy el Blues.

Ni me llames.
Yo soy el que (es) llama.
Soy el Blues.

No te justifiques.
Soy el mejor argumento.
Soy el Blues.

No esperes a que sea alguien.

Jamás lo seré.

Soy nadie.

Soy todos.

Soy el Blues.